(Re)aprende<br><span>a alimentarte</span>
(Re)aprende
a alimentarte

Una dieta equilibrada está estrechamente relacionada con una mejor salud, un sistema inmunológico más robusto y un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares y metabólicas. Por otra parte, a menudo el padecer una enfermedad digestiva que cursa con inflamación comporta confusión sobre qué tipo de dieta se debe seguir, por no mencionar la incomprensión que ello pueda generar en el entorno familiar y social del paciente con EII.

Hay alimentos que pueden empeorar los síntomas, sin que ello comporte seguir dietas restrictivas y de forma indefinida o por largos períodos de tiempo. Disponemos de suficiente evidencia científica para sostener dichas recomendaciones, así como de la ayuda de una nutricionista con una gran experiencia, Virginia Gómez. Ella dará respuesta a aspectos de máximo impacto a partir de cuestiones que los pacientes con EII formulan con frecuencia a su facultativo.

Aporte de fibra en la EII. ¿Siempre recomendable?

El consumo de fibra en la EII se suele ver como un arma de doble filo. Por un lado, se dice que dietas suficientes o altas en fibra son buenísimas para la microbiota, pues al no poder digerir por completo la fibra nuestra microbiota la fermenta creando sustancias beneficiosas como los ácidos grasos de cadena

ARTÍCULO COMPLETO
Dieta FODMAP y sus aplicaciones clínicas

El acrónimo FODMAP viene de Fermentables Oligosacáridos Disacáridos Monosacáridos y (And) Polialcoholes, simplificando: azúcares fermentables. Fructanos, fructooligosacáridos o FOS contenidos en alimentos como el trigo, centeno y cebada, así como en algunas verduras y frutas.  Galactanos, galactooligosacáridos o GOS en las legumbres y algún fruto seco. Lactosa contenida en leche, yogures, quesos frescos, nata y

VER MÁS
ARTÍCULO COMPLETO
Suplementos en EII

Como en cualquier otro caso, la suplementación para personas con EII dependerá de dos cosas:  De si existe un déficit o déficit potencial que demuestren las pruebas analíticas (ej. niveles de ferritina bajos) O de si el suplemento en cuestión demuestra aportar algún beneficio a la persona con EII en algún caso concreto (Ej. probióticos

ARTÍCULO COMPLETO
Necesidad real de una dieta sin gluten. ¿A quién puede beneficiar?

No es raro que en algún momento tras el diagnóstico de una EII asalte la duda sobre si es bueno o no consumir gluten, pero ¿qué es el gluten? El gluten es una proteína compuesta por otras dos llamadas: prolaminas (gliadina, en el caso del trigo) y gluteninas, que encontramos en trigo, cebada, centeno y

VER MÁS
ARTÍCULO COMPLETO
¿Se deben eliminar los lácteos de la dieta de los pacientes con EII? Pros y contras.

Aunque no podemos dar una respuesta rotunda, vamos a ver de dónde viene esta duda con los lácteos. Pero, en primer lugar, hay que recordar que entendemos la alimentación como un conjunto y no como la suma de alimentos por separado y, en este sentido, sabemos que la llamada Western Diet, es decir, la alimentación

ARTÍCULO COMPLETO